Buenas elecciones o síndrome de Estocolmo

Hay muchos tipos de #yoga: Disciplinas tradicionales muy rígidas, otras modalidades más jovenes y flexibles, en algunos casos, su actualización o ‘occidentalización’ se ha hecho desde el respeto absoluto por las enseñanzas tradicionales (Sin dudarlo, aquí cabe destacar el #kramayoga de @estebankrama. Un vinyasa del siglo XXI, en el que las secuencias han sido estudiadas teniendo muy en cuenta la ciencia anatómica y biomecánica). También están las nuevas disciplinas hijas de la #spiritualindustry y que últimamente han generado tanto debate. Puedes estar a favor o en contra. Qué se jodan los talibanes guardianes de las esencias yóguicas con su cansino discurso de lo que es o no yóguico. Sí ls Industria Espiritual hace que la gente practique yoga. Bienvenida sea.

Además de esta clasificación de tipologías yóguicas yo tengo otra forma de llamar a mis yogas: Son el #yogadesentir, el #yogadesaltar y el #yogadellorar.

Empecé en esto por la misma frivolidad por la que han llegado al yoga la mitad de los yoguis masculinos que conozco, la proporción mujeres/hombres en la clase… en esos inicios, por supuesto, mi #yoga era de saltar… Pero vaya! como diría alguien como yo, de barrio, ’esta mierda mola mazo’ y te acaba atrapando. Cuando te quieres dar cuenta estas contando ‘bolitas’ de un #japamala, cantando #mantras que no entiendes en una lengua que desconoces y lo haces con una sonrisa en tu cara, rodeado de gente igual de ‘atrapada’ y ‘friki’ que tú.

La cosa no se queda ahí, el bichito sigue haciendo su trabajo dentro de ti. Empiezas a vivir más despacio, más consciente, intentas introducir en tu estilo de vida conceptos como el desapego y da igual lo racional que seas, te repites ad infinitum, hasta creértelo, que todo pasa por algo, lo dices a la ligera, transfiriendo la responsabilidad de tus gracias y desgracias a algo infinito, eterno y poderoso que tiempo atrás era motivo de burla y sarcasmo. #fuckinghell ya no estás perdido en el mundo, ahora estás perdido dentro de ti y no eres más que una pieza que encaja a la perfección en un plan perfecto más grande que tú y que todo lo que crees conocer.

No Comments

Post A Comment